MACEHUALLI


El término macehual o macehualli podría ser traducido inicialmente como un hombre común y corriente, como vasallo u hombre del pueblo. Pero, cuando a este hombre ordinario se le iniciaba en las enseñanzas de Quetzalcóatl, comenzaba entonces un camino de esfuerzo y auto sacrificio que finalmente le convertía en un “liberado por merecimiento”. De ahí el termino Macehualisticáyotl, merecimiento; logro que se alcanzaba como resultado de una progresiva emancipación de las ataduras impuestas por Mayahuel, la embriagadora, la diosa de la embriaguez provocada por los sentidos.

El camino de progreso del macehual lo convertía, con el correr del tiempo, en un Teohua, divinizado. El camino para convertirse en un Teohua era, precisamente, seguir las enseñanzas de la Serpiente Emplumada y la imitación del modelo de vida legado por los voceros de Quetzalcóatl. Estas enseñanzas culminaban en un estado supremo llamado Tlahuizcalpantecuhtli, aquel que se hace morada de la luz (Señor de la Casa del Alba). Es decir, aquel en el cual habita la luz, un estado en el cual se desvanece cualquier conciencia de separación del ser humano con la divinidad, fundiéndose y convirtiéndose en la propia conciencia de la Serpiente Emplumada o el Absoluto.